volver a home

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

arriba

 
 

 

Sobre Watchmen debería decir que la he descubierto en su reedición así que se puede decir que no soy un lector que viviera la influencia de este comic en el medio directamente. En una primera lectura me pareció un comic muy bien construido y narrativamente me parece una de esas historias que se construyen como puzzles en los que todo encaja con precisión.

Lo más impresionante por tanto en una primera lectura fue para mí el modo en que se narraba la historia. Sin embargo y al volver a leerlo vi la historia desde otra óptica. He leído muchos comentarios sobre la simetría cómo elemento clave, sin embargo hay para mí (no sé sí de un modo consciente) una cierta reflexión desde y sobre la nostalgia.

Todos los personajes sienten nostalgia de algo que es al final lo que sirve de catalizador para sus acciones. Ozzimandias siente nostalgia por ser un salvador lo que le empuja a desear salvar el mundo (haciendo todo lo que hace para ello y sirviendo así a Moore para englobar la obra en ese Quis custodiet ipsos custodes). Por otro lado tenemos a Rorschach que hecha de menos un ideal en el que la justicia es justa y sin daños colaterales. Es en cierto modo la nostalgia de no haber conocido los hechos que conoce, el vivir en la ignorancia de unos hechos que le impiden permanecer moralmente impasivo ante lo que le rodea. Vivir en la ignorancia como utopía. Esta además el nostálgico relato de todo lo referente al comediante. A pesar de ser el retrato de un hombre odiado este resulta de algún modo nostálgico; especialmente debido al asepticismo narrativo del Dr. Manhattan y la nostálgica caza al asesino inicial de Rorschach. Sobre el último cabe destacar la escena e las rosas en el cementerio acompañadas de un texto muy acertado.

Quizá el caso más interesante es el de Búho Nocturno que siente una nostalgia por su trabajo en el cual también se añade cierto componente sexual. El personaje tiene una "impotencia" relacionada con un fetichismo con respecto a su traje. Esto es utilizado como metáfora para reflejar una cierta interiorización emocional insalvable más halla de la máscara dándole un significado de alterego ideal. La señorita Juspeczyk es un caso especial, ya que ella siente dos sentimientos contradictorios. Por un lado detesta todo lo que su pasado de "heroína enmascarada" representa pero sin embargo vuelve a ello para recuperar junto a búho nocturno el afecto, algo de lo que ha llegado a carecer debido a la impasividad de Manhattan.

Como excepción queda la madre de la señorita Juspeczyk que adora comprende y ama ese pasado con el que parece poder convivir normalmente desde la nostalgia. Además de Manhattan, quizá de lo más impresionante del relato, ya que al no concebir el tiempo de un modo "humano" es en teoría incapaz de desarrollar dicho sentimiento pero sin embargo huye a Marte y hace un repaso de su existencia.

Esto justifica en mi opinión la elección de la narración subjetiva, ya que la obra se cuenta desde diversos puntos de vista pro todos ellos son puntos de vista absolutamente subjetivos. Me gustaría además remarcar la importancia que se da desde un inicio a la nueva fragancia de Veidt: "Nostalgia" de Veidt.

De todos modos este es tan solo un punto en el complejo entramado de conceptos y motivaciones de la obra de Moore que supone un esfuerzo titánico para su disección completa. Me gustaría mencionar brevemente los referentes históricos, las reflexiones morales sobre la heroicidad y sus límites o barreras psicológicas y muchos otros aspectos que se quedan aquí sin mencionar y que pudieran hacer correr ríos de tinta sin contar las contradictorias opiniones que pudieran generarse.

A nivel personal he de decir que Watchmen me a descubierto unos títulos de DC absolutamente desconocidos para mí como V de Vendetta (nunca me cruce con un ejemplar en los 80) y la línea Vértigo en general.

Ibai Ramos Astola es estudiante, tiene 21 años y lleva leyendo comics 13 años