atras

volver a home

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Como la mayoría de los lectores de comic jugadores de Rol, uno de nuestros deseos en el correr de los tiempos, ha sido trabajar en una tienda. De hecho, casi se mira con admiración a los dependientes, mascullando entre dientes:

-"Qué suerte tienen algunos."

Por otra parte, soy de los que piensan que dentro de cada lector de comics o jugador de rol, hay un friki en potencia, un lado oscuro (bueno, no tanto) que yace durmiendo en nuestro interior. Pero no está muerto lo que yace eternamente... Otro detalle es que pocos frikis admiten serlo, y justifican todas sus acciones.

Un día se me ocurrió comentarle a un ser de estos que trabajan en una tienda, que me hiciera una sección donde contara anécdota que le habían sucedido. Accedió. Yo quería poner la tienda, y el nombre de mi "Spider Jerusalem", pero fue él quién me dijo que no, que por ahora prefería permanecer en el anonimato.

El autor es un pedazo de persona, humana (creo), a quién quiero y admiro y por quién me ofrecieron lo que buscaba toda mi vida, pero que tuve que rechazar con todo el dolor de mi alma, y puedo decir que jamás me dolió tanto tomar una decisión.

Gracias, tío, gracias por todo y por enriquecer mi página.

Vamos a intentar darle una periodicidad a esta sección que nunca la tuvo en la antigua Lazos. Para meterle presión a mi amigo, ésta dependerá de él. Por vuestros mails y comentarios, se que es una de las secciones preferidas, así que estarcís en vuestro derecho de golpearle libremente si le veis.

Y por cierto. Llevar cuidado si entráis en alguna tienda. Os podrías ver descritos en la siguiente confesión...

Tengo poderes
¡Soborno!

Reflexión

El freak de última hora