confesiones

volver a home

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

    Era una tarde sin mucho trabajo. Con esto, quiero decir que estaba leyendo un comic en la caja. Entraba gente, les atendía y volvía con mi comic.

    Entró una persona con un casco de moto y me fijé en él. Habitualmente me fijo en los clientes pero este chico me llamó la atención. Si más, seguí leyendo el comic (aunque de vez en cuando le miraba). El chico se paseaba y miraba los comic, los muñecos, las camisetas y en ese momento fue cuando ocurrió: mis poderes afloraron. No podía describirlos, pero allí estaban, dentro de mí.

    Vi como el chico se escondía dos cintas de Star Trek en el casco.

    Desde entonces, no dejé de mirarle. Yo me preguntaba si realmente pensaría robarlas o las iba a pagar. Mientras él paseaba por la tienda, mis poderes empezaron a funcionar: el chico se ponía nervioso mientras yo le miraba desde la caja, totalmente concentrado para poder canalizar mis poderes hacia él. El chico me miró de frente a los ojos. Por mi mente corrió la idea del chico golpeándome con el casco y abriéndome la cabeza mientras escapaba con las cintas. Perdí el lazo que mantenía con él y se acercó a mi. Le miré fijamente para poder controlarlo. Cuando estaba a mi altura me miró y con cara compungida me tendió las cintas sobre el mostrador y dijo:

    - No puedo llevarme las cintas. Lo he intentado, pero no puedo

    Yo no dije nada. El se fue.

    Por supuesto él cree que es el miedo lo que le obligó a devolver las películas. Sin embargo sólo yo se que mis poderes habían funcionado, mi mirada penetrante hizo que se le helara el corazón y no robase.

    Ahora estoy intentando utilizar mi mirada hipnótica con las chicas, pero parece que no funciona. ¿Será que mis poderes sólo salen en determinados momentos?¿Dependerá de un factor ambiental? ¿De la situación?

    No se. Creo que tendré que hablar con el profesor Xavier.